Este mecanismo de renovación celular consiste en la aplicación de distintos ácidos según el objetivo que se quiera trabajar. Varían en porcentaje y pH, y según estos parámetros será de aplicación médica o cosmetológica.
Se logra una renovación celular que, además de mantener la piel fresca y rejuvenecida, ayuda a tratamientos como el de las manchas. [+info]