Limpieza facial profunda a través del pulido, tonificación, extracción y humectación se logra que la piel se mantenga limpia y nutrida, quedando saludable y previniendo la aparición prematura de arrugas y signos de envejecimiento. También colabora con otros tratamientos como lo es el acné (entre otros), controlando su desarrollo. [+info]