Esta técnica consiste en maniobras manuales con fines reductores, anticelulíticos y drenantes. Se aplican además cremas o geles con principios activos adecuados a cada caso (cafeína, centella, entre muchos otros) y con la temperatura adecuada (fríos, templados o calientes). Resulta muy efectivo al combinarlo con otras técnicas, como aparatología, termoterapia y terapias naturales (algas marinas, fango). [+info]